El CLA 80% es un ácido linoléico conjugado que está presente en diversos aceites vegetales  como los del maíz, la soja o del girasol, entre otros; aunque también se puede encontrar en la carne y la leche procedente de animales rumiantes.

Este ácido es generalmente utilizado para ayudar a disminuir los depósitos de grasas del organismo, a la vez que contribuye a mejorar la fortaleza y a tonificar los músculos evitando la flacidez, aunque aporta muchos otros beneficios para la salud.

Dadas sus características, este complemento alimenticio se suele utilizar en dietas de control de peso, ya que ayuda a reducir el apetito, y produce una sensación de saciedad. También reduce la grasa corporal, sobre todo en la zona abdominal, a la vez que aumenta la muscular. Por otro lado, el CLA ayuda a incrementar el gasto energético, es decir, la lipolisis.

Se debe tener en cuenta, que los suplementos nutricionales no deben ser sustitutos de una dieta equilibrada y de unos hábitos saludables de vida, sino que deben complementarse, ya que los beneficios del CLA 80% se intensifican cuando se conjuga su ingesta con una dieta sana y se realiza ejercicio físico.

Además, de sus efectos ‘quemagrasas’ y de pérdida de peso, el CLA tiene otros muchos beneficios para el organismo. Puede actuar como una sustancia antioxidante que puede prevenir el envejecimiento y eliminar los radicales libres del organismo, mientras que estimula la producción de defensas. El ácido linoléico conjugado además mejora los niveles de colesterol y de triglicéridos con lo que se contribuye a tener una mejor salud cardiovascular.

Cápsulas 500 mg, color natural.

Este suplemento alimenticio puede encontrarse con facilidad en la forma farmacéutica de cápsula de gelatina blanda, y  no cuenta ni con sabor ni olor, por lo que facilita la ingesta del mismo.

Cápsulas 1000 mg, color marrón.

Está disponible en formato de 500 mg de color natural; mientras que las cápsulas de gelatina blanda en formato de 1000 mg son de color marrón.

 

 

Deja un comentario