Los comúnmente conocidos Omegas son ácidos grasos poliinsaturados. Principalmente se han estudiado tres tipos: omega 3, omega 6 y omega 9; aunque hay otros omegas (5 y 7) que son menos conocidos pero también beneficiosos.
Se trata de ácidos grasos esenciales que el organismo no produce por sí mismo y hay de suministrarlos a través de la alimentación o con la ayuda de complementos alimenticios, siendo la cápsula de gelatina blanda el formato ideal de suministrar estos aceites fuentes de omega.
Los omega 3 se obtienen principalmente de fuentes animales como los pescados azules y el krill (ahora muy de moda), si bien es cierto que cada vez localizamos fuentes vegetales que aportan omega 3 como el aceite de semilla de chia o microalgae, y el resto de omegas, que son proporcionados por el lino, la oliva, el espino amarillo, etc.
Las aportaciones de cada uno de ellos están reflejadas en las alegaciones de salud incorporadas en los productos que contienen dichos omegas y que implican beneficios directos en nuestra salud. En concreto, las aplicaciones más destacadas se observan a nivel cardiovascular, oftalmológico, ginecológico y, en la actualidad, sobre todo, en materia de fertilidad.
En un contexto estrictamente basado en el marco regulatorio, podemos resumir:
REGLAMENTO (UE) N o 432/2012 declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos.
Los ácidos linoleico y alfa-linolénico contribuyen a mantener niveles normales de colesterol
sanguíneo
.
El ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro, así como al mantenimiento de la visión en condiciones normales.
Los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA) contribuyen al funcionamiento normal del corazón.
El ácido oleico: El ácido oleico es una grasa insaturada que contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo.
La sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta contribuye a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo (los ácidos grasos monoinsaturados o poliinsaturados son grasas insaturadas).
DECLARACIONES SALUDABLES AUTORIZADAS RELATIVAS AL DESARROLLO Y SALUD DE LOS NIÑOS.
Los ácidos grasos esenciales son necesarios para el crecimiento y el desarrollo normales de los niños.
La ingesta de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo visual normal de los niños hasta los 12 meses de edad.
La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal de los ojos y del cerebro del feto, así como del lactante alimentado con leche materna.
En cápsula de gelatina blanda existen numerosas referencias que incorporan omegas, bien de forma única, o bien como combinación de los mismos,
Omega 3 de pescado de diferentes concentraciones.
Omega 6 de onagra y borraja, principalmente.
Cápsulas de aceite de oliva.
Combinaciones de omega 3, 6, 9.
Otros…
Es un mercado estable y creciente que nos permite abordar aplicaciones de productos para
diversos beneficios en nuestra salud.

Deja un comentario